Ella Pensó Que Había Dado A Luz A Un Bebé Normal, Pero Vio La Cara De Los Médicos Y Entró En Pánico

Chelsea se comenzó a sentir muy indispuesta en horas de la mañana, en ese momento pensó que se trataba de un malestar pasajero y que pronto podría retomar sus actividades como de costumbre, no se le pasó por la cabeza que tuviera algo que ver con su bebé.

Ya que apenas tenía seis meses de embarazo, pero los dolores que sentían se fueron intensificando con el paso de las horas y no le quedó más remedio que ir al al medico, allí le confirmaron que debían sacar inmediatamente al niño porque estaba en riesgo de perder a su pequeña criatura.

No mucho después de haber ingresado por urgencias, el doctor William Binder le practicó una cesárea de emergencia, pero cuando sacaron al bebé…

Sorpresa estaba totalmente envuelto por un saco de líquido amniótico era la primera vez que el doctor veía un caso así ya que es muy poco común , de hecho se presenta uno cada ochenta mil nacimientos. Se veía perfectamente el cordón umbilical, su cuerpo, las piernas y la cabecita, estaba en posición fetal.

El equipo médico estaba realmente impactado en un comienzo todos permanecían en silencio y tenían sus rostros con expresión de total incredulidad, tuvieron muy poco tiempo para admirar la maravilla que tenían ante sus ojos porque debían romper el saco prontamente para ayudar al bebé a respirar y dar por terminado su nacimiento.

La madre no pudo ver al nene envuelto en el saco, sólo más tarde el médico le mostró la foto y poco a poco fue entendiendo que se trataba de un caso extraordinario, su bebé era único y especial.

Silas tuvo que pasar algún tiempo en cuidados intensivos porque aunque sus condiciones de salud en el momento del parto eran buenas, al nacer prematuro, tres meses antes de lo debido, necesitó cuidados especiales, pero ahora está feliz en su casa al lado de su madre.

Loading...
loading...

Comentarios